Artículos deRoi Palmás

Borjas Martín recurrió en Astorga a la ayuda divina para zanjar una sequía de 14 jornadas, que se transformó en una racha de 11 goles en 10 partidos