Artículos deDolores Cela

En Os Ancares ardieron casi 4.000 hectáreas de espacio protegido y árboles autóctonos, muchos de ellos centenarios