Tres alumnos buscan dinero para crear una empresa que mide radón

Los estudiantes de eficiencia energética ganaron ya varios premios con el proyecto


lugo / la voz

Tres alumnos del ciclo superior de eficiencia energética del Instituto de FP As Mercedes están buscando vías de financiación para poner en marcha una empresa que les permitirá instalar medidores de radón en zonas de especial concentración. Un estudio de la Universidad de Santiago constató que este gas, asociado a suelos graníticos, está presente en niveles de alto riesgo en 42 de las 53 comarcas de Galicia. Marta Pérez, Aitor Rego y Alonso Vázquez diseñaron un medidor conectado a una base de datos, a una página web y a una aplicación del móvil, a los que transfiere los datos y los almacena. El dispositivo todavía está en desarrollo. Ahora están trabajando en su encapsulamiento, dado que el lugar idóneo para instalarlo es dónde la familia pasa más horas, es decir, en los dormitorios. Pretenden poner en marcha la empresa, coincidiendo con la aplicación del código técnico que la regula, que todavía está en la fase de anteproyecto y en el que se inspiran.

Según Alonso Vázquez, confían en disponer de los 21.000 euros que necesitan para poder montar la empresa y arrancar con ella el año próximo. Por el momento cuentan con la dotación económica de dos premios: el de Cooperativismo no Ensino, de la Consellería de Educación y Eduemprende. Están preparando la documentación para optar a otros dos certámenes.

La idea de crear esta empresa surgió, según Vázquez, de un profesor del centro, Alberto Pereira, que consiguió generar en ellos inquietud por desarrollar esta iniciativa. Radis, que es el nombre que le han buscado a la empresa, tiene previsto prestar servicio a todas aquellas personas a las que les interese realizar mediciones de radón en su casas y que quieran introducir medidas correctoras para solucionar un problema que tiene repercusiones en la salud. En su trabajo estos jóvenes emprendedores aplicarán el código técnico, que todavía está en la fase de anteproyecto y que establece las intervenciones que son necesarias en cada caso.

Entre otras, según el estudiante de As Mercedes, la colocación de barreras elastónicas, con ventilación forzada, que según Alonso impedirían la entrada de radón desde el subsuelo y el que quedase podrían extraerlo.

Extracción del aire

El aparato que diseñaron sirve también, según explicó, para la extracción forzada del aire cuando los niveles sean elevados. «Obtés unha maior eficiencia enerxética -dijo- se lle metes un intercambiador para aire quente ou frío».

Según Alonso Vázquez, la única iniciativa privada que controlan es una empresa asiática. Explicó que el medidor de radón recogerá los datos de al menos dos meses, que es lo estipulado por el código técnico que todavía no ha visto la luz. En estos momentos están en la fase de sincronizar el aparato con el resto de los dispositivos, para poder homologarlos. «O proxecto -reconoció Vázquez- non é sinxelo, pero sabemos o que temos que facer, que é importante».

Este alumno de As Mercedes reconoció que aunque no quieren causar alarma por la presencia de gas radón en concentraciones elevadas, según recoge el mapa que elaboraron de su presencia en Galicia, el problema está ahí. Recordó los estudios que asocian la presencia de radón con hábitos no saludables, como el tabaquismo y su incidencia en cánceres como el de pulmón.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
23 votos
Comentarios

Tres alumnos buscan dinero para crear una empresa que mide radón