Artículos deGabriel Lemos

La menor preocupación sobre la economía y los bajos sueldos reducen la tasa de ahorro de los hogares a niveles precrisis; el mayor gasto privado permite sostener el ritmo de crecimiento

Administraciones, grandes compañías y entidades privadas propugnan la transición a un nuevo modelo económico que busca hacer del residuo un recurso. La Comisión Europea estima que las firmas europeas podrían ahorrar el equivalente al 8 % de su facturación, unos 600.000 millones