Artículos dePablo González

Serafín Díaz, cuando tenía 68 años, se descolgó dos veces sobre el petrolero. La primera, para arrancar la máquina. La segunda, para recoger documentos antes del hundimiento

Varias piezas las guarda en Madrid la empresa que las peritó. Parte de un bote está en un cámping y una tapa acabó expuesta en el Museo do Mar