Mercedes Mora

.

De unicornios y cucarachas

Las «startups» ya no quieren ser unicornios, ahora están de moda las cucarachas, empresas menos glamurosas, de crecimiento lento, pero mucho más resistentes; cada vez son más los inversores que se fijan en este nuevo modelo de firma y huyen de las valoraciones infladas