La búsqueda de arietes, principal preocupación para el Pontevedra 

Tras la salida de Benja y la decisión de no contar con Jorge, Luisito necesita uno o dos goleadores de garantías para acompañar a Pablo Carnero


PONTEVEDRA / LA VOZ

Tal y como ocurre todos los veranos, la figura de un delantero centro de garantías es siempre el mayor quebradero de cabeza de todos y cada uno de los directores deportivos y entrenadores en pretemporada. Pasa por ser la demarcación más valiosa y en la que todos los clubes buscan casi los mismos perfiles. No es que escaseen los futbolistas que juegan en esa posición, es que los buenos tienen muchas «novias».

Y así se ha plantado el Pontevedra a medidados de julio. Con la única baza asegurada de Pablo Carnero para liderar al equipo en Segunda B, pero sin ningún otro compañero. La pronta salida de Benja rumbo al Alondras y la comunicación del club a Jorge Rodríguez para informarle de que no entra en los planes del equipo para el próximo año obligará a Luisito y a Roberto Feáns a redoblar esfuerzos y no solo encontrar un jugador de garantías para la posición de nueve, sino que además convendría reforzar el ataque con uno o dos jugadores versátiles más, capaces de actuar en más de una posición, lo que abriría el abanico de la pizarra del técnico de Teo.

Sin embargo, el Pontevedra no puede tirar la casa por la ventana y está teniendo serios problemas para competir con otras ofertas de otras entidades para convencer a algunos futbolistas.

Ese riesgo es también manifiesto en la parcela propia, y es que en cualquier momento puede llegar una oferta cuantiosa para alguno de los hombres destacados del equipo, que aunque diese liquidez, dejaría desguarnecido el vestuario.

La búsqueda del delantero centro (o los delanteros) para el cuadro granate va a contrarreloj, ya que muchos de los candidatos ya se han comprometido con otros colores a estas alturas.

Carrasco podría quedar libre

Andrés Carrasco, el pichichi de la Tercera murciana, que ha sido contactado por el Pontevedra para ocupar esta demarcación ha sido fichado por el Lorca, pero en el contrato se ha guardado el jugador un as en la manga. El artillero, que quiere dar un salto en su carrera deportiva, quedaría libre hasta el 1 de agosto si llega una oferta de un club de la Segunda B. Lo que parecía un frenazo en seco en las posibilidades de incorporarle podría haber dado un vuelco si el Pontevedra le convence para venir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La búsqueda de arietes, principal preocupación para el Pontevedra