Adrián Pumar aparca el balonmano

El teucrista cuelga las botas por motivos laborales y será técnico de la base


pontevedra / la voz

El Teucro ha visto cómo en los últimos días dos de sus hombres importantes el pasado año decían adiós al balonmano en activo y al atractivo futuro en Asobal del próximo curso por motivos extradeportivos. Primero fue el hasta ahora capitán, Borja Fernández, que tras haber aprobado unas oposiciones dejaba la disciplina del conjunto pontevedrés. Ayer seguía sus pasos Adrián Pumar, que aparca, al menos temporalmente, su carrera sobre las pistas.

El extremo izquierdo, que llegaba el verano pasado procedente del Frigoríficos Cangas del Morrazo pone punto y final a su etapa en el primer equipo y cambia la cancha por las pizarras. A partir de ahora se convertirá en el coordinador de la base del club azul junto a Luis Montes y llevará las riendas del juvenil masculino y del equipo sénior femenino. Son tres labores destacadas dentro del organigrama de la entidad que le permitirán acabar sus estudios y seguir ligado a la institución.

Reconoce el propio Adrián que «esta etapa la afronto con mucha ilusión», ya que «la faceta de entrenador siempre me ha gustado». Y lo cierto es que lleva años desarrollando estas funciones en equipos de la base.

El jugador revela, eso sí, que «al no renovar no tenía ni ganas, ni motivación, ni ilusión por volver a empezar en otro equipo», a lo que añade que «el club mostró mucho interés por que me quedara y mucha confianza en mi labor con la base», otra de las razones que le ayudaron a dar el paso.

La llegada con fuerza y galones de Pumar al cuerpo técnico de las categorías inferiores del club azul coincide con la baja de Fernando Zamacola, que llevaba nueve temporadas en la entidad.

Debut de Carró en el mundial

El hasta ahora compañero de Pumar, Gonzalo Carró, vivió ayer su primer encuentro con la camiseta albiceleste. Fue en el primer partido del mundial júnior que se disputa en Brasil y donde el pivote coruñés es la única baza del conjunto pontevedrés.

Quique Domínguez seguirá la evolución de su pupilo durante los próximos días, ya que este campeonato internacional es una gran prueba de fuego para ver el rendimiento del jugador al máximo nivel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Adrián Pumar aparca el balonmano