Exigente arranque del Pontevedra

Con 23 futbolistas echó ayer a rodar el equipo en Príncipe Felipe


pontevedra / la voz

A las once de la mañana, bajo la sombra que aporta la cubierta de la grada de la Ciudad Infantil Príncipe Felipe se registraban 23 grados, y subiendo. A pocos metros, todo el vestuario granate, con Luisito y Pepe Rico a la cabeza, y con Roberto Feáns (director deportivo) y Pedro Ferreira (el que será coordinador de la base este año) en las gradas, arrancaba el nuevo proyecto granate en Segunda B.

Restan por delante muchas y muy exigentes jornadas de preparación para que los futbolistas recuperen el tono físico y algunos ganen en punta de velocidad y masa muscular. Las vacaciones han hecho mella en varios futbolistas -algo de lo más habitual en el primer día de trabajo tras un parón- mientras que otros, como Edu, se han aplicado en su tiempo de ocio y han llegado como auténticas motos al primer examen.

Luisito ha dispuesto exigentes dobles sesiones para los suyos. Tantas como días queden hasta los primeros compromisos. Los dos entrenamientos de ayer han servido para tocar poco balón y correr mucho, que es lo que corresponde a estas alturas.

Lejos de ser monótonas y aburridas, las primeras veces que los futbolistas se calzan las botas en grupo, sobre todo si hay caras nuevas, se convierten en fuente inagotable de gestos y pistas para el futuro. Los hay con más hambre que otros, aunque destaca que hombres como Muñiz y Centrón, que están descartados pero que entrenaron bajo la batuta de Luisito en busca de acomodo en otro destino, sean de los que encabezan algunos de los grupos de carrera.

Adrián ausente y Anxo tocado

En el rápido vistazo al grupo mientras trotaban se echaba en falta a Adrián. El capitán tiene permiso del club para ausentarse de las duras sesiones en estos primeros días por motivos laborales temporales.

El que sí estaba pero no corrió fue Anxo, la «desagradable sorpresa» que se llevó Luisito. El espigado jugador ribeirense arrastra molestias en los abductores desde el play-off y ayer estuvo en manos del fisioterapeuta para conocer el alcance real de esa lesión que no le permite entrenar.

Del resto estaban todos, excepto Fran Fandiño y Jorge, los dos jugadores que dejan el club y que fueron dos iconos para la afición pontevedresa en los últimos meses. Y se pudo ver en acción a Miky, Álex y Jandrín, que han sido recibidos con los brazos abiertos por sus compañeros.

Canteranos y a prueba

El Pontevedra trabajará con cuatro canteranos durante las próximas semanas. Asegura el jefe del banquillo, que no ve ni la edad ni la procedencia de los suyos a la hora de emitir veredictos. Que el que se lo merezca, jugará. Pensando en ello, los jóvenes Ramón, Rodri, Abrahám y el juvenil Santi, se esfuerzan estos días por atraer la atención del técnico del primer equipo.

Además, Miguel Loureiro, juvenil procedente de la cantera del Celta, estará estos días a prueba para ver si logra hacerse un hueco en el plantel granate.

Fichajes pendientes

Los teléfonos en la casa granate siguen echando humo. Luisito ha presentado una lista de nombres y hasta el momento, dentro de las posibilidades del club, se le han ido concediendo algunas de esas peticiones. Restan alrededor de cuatro fichajes por cerrar todavía. Se pretende que de cara a la próxima semana se puedan ya presentar, dado que el tiempo va en contra del Pontevedra.

Aseguran en el club granate que el delantero y el lateral izquierdo son las grandes prioridades a corto plazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Exigente arranque del Pontevedra