La Pasionaria del equipo Shakespeare

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Residentes en Járkov, recibiendo ayuda humanitaria
Residentes en Járkov, recibiendo ayuda humanitaria SERGEY KOZLOV | EFE

05 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El equipo Shakespeare es un grupo de refugiados voluntarios de Zaporiyia que ahora se encuentran en Ternopil y se ocupan de suministros de la ayuda humanitaria a las ciudades del este. Su alma es Natalia Torkut, la catedrática de filosofía inglesa y la Pasionaria de nuestro gremio de los investigadores de literatura. El nombre del equipo no fue escogido por accidente: Natalia Torkut lleva años dirigiendo el centro de los estudios shakespearianos de Zaporiyia.

Siempre me entusiasma su energía inagotable. Enamorados de Shakespeare y su época, ella y sus colegas del centro han organizado decenas de congresos, festivales y concursos dedicados al dramaturgo y poeta inglés. En sus proyectos soy colaborador y oponente porque mi papel es hablar sobre Cervantes, el contemporáneo más famoso de Shakespeare. La última vez que debatimos sobre ellos fue en mayo del 2022. Torkut me pidió que comentara el tema Cervantes y la guerra. Me resultó fácil preparar la charla porque Cervantes era un soldado heroico que conoció la guerra en todas sus manifestaciones. La guerra en Ucrania ha convertido algunos de sus textos en la lectura comprensible. Antes, en mi juventud, leía el discurso de don Quijote sobre las armas y las letras como un abstracto ejercicio de elocuencia. Ahora cada palabra me suena como si se hubiera escrito especialmente para nosotros, sobre todo este fragmento: «Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención». Torkut me respondió a su manera apasionada con la charla dedicada al discurso que Isabel I de Inglaterra pronunció en vísperas de la batalla con la Gran Armada y que Shakespeare citó en una de sus tragedias.

Ahora Natalia Torkut combina sus estudios de Shakespeare con la recogida de ayuda humanitaria y su suministro a Zaporiyia, su ciudad natal, y a Járkov donde está su hijo, que sirve en las tropas de defensa territorial como civil voluntario. Su esposo, otro aficionado a Shakespeare, también está en el equipo.