¿Por qué Mariupol ha sufrido tanto?

Oleksandr Pronkevych
OLEKSANDR PRONKEVYCH DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Caos y destrucción en Mariúpol.
Caos y destrucción en Mariúpol. ALEXANDER ERMOCHENKO | Reuters

09 jul 2022 . Actualizado a las 19:57 h.

La táctica de la aniquilación total de los rusos en la ofensiva en el Dombás ha convertido todo en un desierto. Los ocupantes se han paseado literalmente por encima de cadáveres de civiles. La frenética velocidad con que la vida desaparece en las regiones del este ucraniano es aterradora. Y la rabia con que los invasores eliminaban ciudades de la faz de la tierra es incontenible. Rubizhne, Popasna, Severodonetsk, Lisichansk… En el listado de las numerosas ciudades mártires, Mariúpol ocupa un lugar especial por su destino trágico, horrible y simbólico. Un encuentro me ha ayudado a comprender la naturaleza de esta actitud inhumana orquestada contra Mariúpol.

Argemino Barro, el periodista español y protagonista de mi texto anterior, está escribiendo un nuevo libro sobre la guerra de Rusia contra Ucrania. Me ha pedido que le ayude a traducir la entrevista a una mujer de Mariúpol que nos ha pedido que no hagamos público su nombre hasta la victoria. Después del 24 de febrero, esta mujer se refugió en Kiev y ahora está pasando tres días en Leópolis para aprender cómo desarrollar su negocio en esta época de la guerra.

Llevaba más de veinte años viviendo en Mariúpol. Después de terminar sus estudios en otra ciudad del Dombás, decidió establecerse en la ciudad portuaria del Donetsk porque su industria metalúrgica ofrecía trabajo a su marido. Además, Mariúpol es una ciudad marítima, plurinacional y hospitalaria con las culturas de otros pueblos. En sus palabras, la lengua ucraniana era aceptada perfectamente en Mariúpol, aunque la mayoría de sus habitantes preferían el ruso. A los ciudadanos no les importaba a qué grupo étnico pertenecían. La guerra del 2014 y, sobre todo, el bombardeo cruel de la ciudad por los militaes rusos en enero del 2015 sirvieron como línea divisoria en la formación de la identidad ucraniana de Mariúpol. Después del 2014, los empresarios refugiados trasladaron sus negocios allí. El movimiento voluntario ucraniano iba creciendo, la sociedad cívica se desarrollaba rápido, las universidades funcionaban como centros de la difusión de la cultura ucraniana. La encarnación de la Mariúpol ucraniana renovada se ha hecho la iglesia de Petro Mohyla, decorada en el estilo del diseño ucraniano petrikivskyi. Su colección libros y manuscritos ucranianos ha sido quemada por los ocupantes. El espíritu de la ciudad se distinguía totalmente del aire pesado de las llamadas «repúblicas populares» de Donetsk y Lugansk, que se parecían a los guetos poblados por la gente con los corazones de plomo, y fue percibida por ellos como irritante, concluyó su entrevista la compañera.