Esqueletos en el armario

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTOMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Policías y miembros de los equipos de rescate inspeccionan los escombros de un centro de vacaciones destruido por las bombas rusas en la región de Odesa
Policías y miembros de los equipos de rescate inspeccionan los escombros de un centro de vacaciones destruido por las bombas rusas en la región de Odesa STR | EFE

03 jul 2022 . Actualizado a las 18:28 h.

Rusia se parece cada vez más al Coloso de Goya. Esta semana, enfurecido por el fracaso de sus planes, ha centrado su rabia en objetivos civiles. El centro comercial de Kremenchuk, el edificio de nueve pisos y el centro de descanso en el pueblecito de Serhiivka (en la costa del mar Negro, en la región de Odesa), con decenas de muertos y heridos, adultos y niños, son sus últimos crímenes militares, infames y horrorosos. 

Lo más feo es que el Coloso, embriagado con la sangre de los inocentes, está mintiendo como un conejo asustado y trata de engañar al mundo diciendo que tiendas y balnearios, arrasados con misiles, se usan como cuarteles o para almacenar tanques.

Es imposible describir con palabras el miedo que siente la gente en las ciudades y aldeas bombardeadas. Hace algunos días, mi colega de Mykolaiv me llamó por teléfono unos minutos después de la caída de un misil a doscientos metros de su casa. Esta mujer, que es muy reservada y perfectamente educada, no puede dejar a sus familiares y amigos y no tiene otra salida que seguir viviendo bajo las bombas.