Las noticias de Mykolaiv

Oleksandr Pronkevych
OLEKSANDR PRONKEVYCH DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Soldados ucranianos cargan el féretro de un colega asesinado en la frontera de Mykolayiv.
Soldados ucranianos cargan el féretro de un colega asesinado en la frontera de Mykolayiv. DPA vía Europa Press | EUROPAPRESS

El catedrático de Literatura de la Universidad de Mykolaiv resume la grave situación que se vive en esta ciudad, ocupada por el Ejército ruso

18 abr 2022 . Actualizado a las 20:16 h.

Llevamos viviendo en Leópolis más de un mes. Con ansiedad seguimos las noticias sobre la ciudad de san Nicolás (Mykolayiv). Durante los últimos días la situación es cada vez más dramática y peligrosa. Estoy seguro que la prensa internacional ha centrado su atención en otros acontecimientos. Por esta razón he decidido escribir el texto de hoy en forma de reportaje informativo para añadir un toque más a la imagen cínica y grosera de la Rusia de Putin.

La ciudad de san Nicolás ha jugado un papel importante en esta guerra. Ha protegido a Odesa y a la costa del sur de la ocupación rusa. En estos momentos, casi toda la región ha sido liberada de las tropas del Kremlin, a excepción de dos pueblecitos -Snihurivka (a 63 km por la ruta más corta) y Bashtanka (a 60 km)- y los territorios alrededor de ellos. Allí continúan los combates permanentemente y los bombardeos de civiles que conducen a un desastre humanitario, que a su vez deriva en el enorme flujo de refugiados.

Las tropas ucranianas tratan de atacar a los orcos rusos para liberar Jersón, pero por falta de recursos humanos y armas no consiguen su objetivo. El enemigo está bastante lejos y no puede amenazar con tomar la ciudad, pero su artillería se encuentra lo bastante cerca como para lanzar misiles y bombas de racimo. Como resultado, la ciudad sigue sufriendo bombardeos. Cuatro, cinco, seis veces cada día se oyen explosiones y mueren civiles inocentes. Los hospitales están llenos de heridos. La aviación y la flota militar del Kremlin también están contribuyendo a la destrucción de la infraestructura crítica y de las casas. La ironía del destino es que nos bombardean los barcos construidos en nuestros astilleros. Así, el problema de la ofensiva rusa sigue figurando en la agenda. Por eso, para fortalecer la defensa, las autoridades de Mykolayiv están erigiendo sistemas de fortificaciones en los suburbios y las cercanías.