Imbuidos del espíritu quijotesco

Oleksandr Pronkevych CATEDRÁTICO DE LITERATURA ESPAÑOLA EN LA UNIVERSIDAD DE MYKOLAIV

OPINIÓN

ZORANA JEVTIC

21 mar 2022 . Actualizado a las 12:01 h.

En una de las entrevistas me han preguntado qué significa para mí la lengua y literatura españolas en esta guerra. El aspecto pragmático de la respuesta es comprensible. El español es el segundo idioma mundial. Este hecho abre el camino a las conciencias y los corazones de millones de individuos. Sin embargo, mi decisión de escribir mi diario en castellano tiene razones más íntimas. 

Llevo muchos años estudiando literatura española; como resultado, sus autores y personajes se han hecho parte de mí. Miguel de Unamuno, Calderón de la Barca, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Juan Marcé, Bernardo Atxaga son mis interlocutores eternos y protagonistas de mis estudios.

El Quijote y su autor, Cervantes, ocupan un lugar especial en mi mundo intelectual. Mi interés es la presencia del mito quijotesco en las obras de cultura, ideologías, creencias y la vida cotidiana. Bajo el mito quijotesco se entiende la existencia independiente de los personajes cervantinos cuando estos últimos salen del libro original y se hacen héroes de obras de literatura, cine, música y pintura, producidas por otros autores. También me llama la atención el quijotismo como un modo de comportamiento de los seres humanos.