Escaparse de la zona ocupada

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Una familia procedente de Jersón, tras su llegada a un punto de evacuación de Zaporiyia
Una familia procedente de Jersón, tras su llegada a un punto de evacuación de Zaporiyia ROMAN PILIPEY | EFE

28 abr 2022 . Actualizado a las 21:51 h.

Hace algunos días escribí sobre la tragedia del sur de Ucrania. Hoy quiero desarrollar este tema triste y contarles las últimas noticias acerca de la región de Jersón.

El referendo anunciado no ha tenido lugar, sin embargo, esto no significa que los ocupantes han abandonado la idea de organizarlo en un futuro muy próximo. La situación humanitaria en la ciudad y la región es deplorable. Los civiles, asustados, están huyendo por su cuenta y riesgo en sus coches a donde sea posible. Los refugiados que han salido a la zona controlada por Ucrania cuentan que en los puestos de control los soldados rusos con la ayuda de criminales locales sacan desde mil hasta 5.000 dólares a los desdichados que tratan de salvar sus vidas y buscar la libertad. Muchos son engañados porque los «intermediarios» cogen el dinero y desaparecen sin hacer nada.

Una de mis estudiantes ha pasado por el infierno de la ocupación. Ella regresó del programa Erasmus en una universidad europea el 20 de febrero y el día 25 los rusos entraron en su pueblecito. «La ocupación de la región de Jersón no nos ha traído nada alegre, solamente el sentimiento de incertidumbre y el miedo al futuro —me escribe ella en la carta que recibí ayer—. Yo siempre solía planear mi vida, por eso los invasores, que nos imponían a mi familia y a mí su orden de las cosas, me provocaban un odio profundo.