Regalos para la fiesta

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Último ensayo en Moscu del desfile del Día de la Victoria, previsto para el lunes.
Último ensayo en Moscu del desfile del Día de la Victoria, previsto para el lunes. MAXIM SHIPENKOV | Efe

09 may 2022 . Actualizado a las 16:51 h.

La Fiesta es el Día de la Victoria. En Ucrania, opto por escribir esa palabra entre comillas y con minúscula: «fiesta». En Rusia, en cambio, la letra F crecerá este año tan alto que atravesará el cielo. En cada fiesta es normal preparar regalos. Por eso temo los logros bélicos y las decisiones fatídicas que los rusos pueden anunciar el 9 de mayo.

Los resultados del Ejército ruso son peores de lo que cabía imaginar. Antes del 7 de mayo, tenían que haber rodeado y aniquilado a las fuerzas ucranianas en la región de Dombás y conquistado completamente Mariúpol. Ninguno de estos objetivos ha sido alcanzado. Los ocupantes han conseguido entrar en la destruida Mariúpol, pero la planta metalúrgica Azovstal está aún bajo control del Ejército ucraniano. Los cruentos combates no cesan, lo que ha obligado a los invasores a cancelar el planeado desfile militar en Mariúpol (por lo menos así informan nuestros medios). Los misiles ucranianos Neptuno alcanzaron el viernes la fragata Almirante Makarov. Aunque no dispongo de datos que confirman la información, el hecho de que los rusos hayan cancelado el desfile naval en Sebastopol prueba que puede ser cierta.

Sin recibir los regalos esperados y sorprendido por los nuestros, Putin va a celebrar su fiesta favorita muy enfadado. Por esta razón, esperamos que tenga preparadas «sorpresas» para Ucrania, para su propio pueblo y para el mundo. No he visto las que tiene preparadas, pero, apoyándome en los rumores difundidos por la prensa, supongo que su primer regalo será la declaración de guerra a Ucrania, ya que Rusia denomina a lo que está pasando en mi país «operación especial». La posible segunda decisión es que el dictador añada a su bolsa de regalos, la movilización general. Teóricamente Rusia es capaz de reclutar entre unos 17 y 18 millones de hombres para su ejército, pero dudo que el género masculino tenga ganas de ser machacado en Ucrania. Su actitud negativa puede causar tensiones sociales dentro de Rusia.