La resurrección de Ucrania

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Tulipanes en una zona bombardeada de Irpín, en los alrededores de Kiev
Tulipanes en una zona bombardeada de Irpín, en los alrededores de Kiev Carol Guzy | EUROPAPRESS

30 abr 2022 . Actualizado a las 10:22 h.

Concluí uno de mis textos anteriores con la afirmación de que el concepto central del vocabulario primaveral de este año es la resurrección de Ucrania. Planeaba explicarlo en mi escrito dedicado a la Pascua, pero en el último momento decidí contar a los lectores algo menos filosófico y más divertido —los memes pascuales—. El fin de esta semana es el momento más oportuno para regresar al acontecimiento principal de toda la Semana Santa y la guerra contra Rusia. El fondo de mis reflexiones son la culminación de la ofensiva rusa en el este y la unanimidad sorprendente con la cual nuestros aliados occidentales han decidido suministrar armas a Ucrania. Los dos hechos han coincidido en el tiempo y han añadido al misterio de la resurrección de Ucrania el dramatismo más alto posible.

El Diccionario de la RAE define el verbo «resucitar» como «volver la vida a un muerto» y el sustantivo «resurrección», como «acción de resucitar». Es decir, para que alguien o algo resucite, este alguien o algo anteriormente debe morirse. Jesucristo fue ejecutado y resucitó. Todos los muertos resucitarán en el día del Juicio Final. ¿Quién o qué está muriéndose en esta guerra? La Ucrania soviética que había sido construida durante la existencia de la URSS.

Es la Ucrania colonizada, el hermano menor de Rusia, en la que los ucranianos se sentían como seres humanos de segunda. La cultura rusa, la lengua rusa, la vida rusa nos fueron presentadas e impuestas como modelos a imitar. Por desgracia, muchos ucranianos aceptaron esta visión falsa de sí mismos y despreciaban lo suyo para buscar éxitos en Moscú o San Petersburgo. La proclamación de la independencia ucraniana en 1991 no significó que de repente, por arte de magia, aprendimos a respetar nuestro país porque seguíamos viviendo en los sueños sobre el pasado. La propaganda cultural rusa, contra la cual la gente ucraniana quedaba indefensa durante décadas, contribuía al cultivo de la nostalgia por la Unión Soviética y del amor por la Rusia abstracta. La agonía de esta Ucrania ha sido larga y dolorosa. Sus etapas han sido la Revolución Naranja y la Revolución de la Dignidad, seguida de la ocupación de Crimea y la guerra contra Rusia en el Dombás. El 24 de febrero del 2022 la Ucrania soviética finalmente dejó de existir en las mentes ucranianas. Y Rusia para nosotros también ha muerto.