Lesya Ukrainka

Oleksandr Pronkevych
Oleksandr Pronkevych DIARIO ÍNTIMO DE LA GUERRA

INTERNACIONAL

Busto de Lesya Ukrainka en Crimea
Busto de Lesya Ukrainka en Crimea Wikimedia

29 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Lesya Ukrainka (Larysa Petrivna Kósach Kvitka, 1871-1913) es, junto con Tarás Shevchenko e Iván Frankó, la figura principal del canon literario ucraniano. Ella es una de los tres más grandes y respetados ucranianos de todos los tiempos. El hecho por sí solo demuestra el papel extraordinario que esta mujer desempeña en la conciencia nacional del país. El modo de vivir y actuar de Lesya Ukrainka es fenomenal: en la época en la que a los ucranianos se los despreciaba como esclavos, cuando la lengua ucraniana fue considerada un dialecto rural incapaz de expresar las ideas altas y transmitir la información sofisticada, cuando seres humanos del género femenino no tenían voz, ella en sus poemas, dramas y novelas planteaba las cuestiones más urgentes de su tiempo usando las formas modernistas. Su resiliencia y creatividad ilimitada nos sirven como modelo en esta guerra.

A los lectores españoles les aconsejo comenzar a conocer su obra por el drama El dueño de piedra. Es la versión ucraniana de la leyenda de don Juan. Puedo equivocarme, pero creo que es el primer texto donjuanesco en literatura universal escrito por una mujer. Y es una visión femenina (muchos dicen que feminista) del personaje que ampliamente se reconoce como la personificación del machismo.

Lesya Ukrainka destruye este estereotipo porque su don Juan, a pesar de su anarquismo y llamativa valentía, es un hombre débil y manipulado por doña Ana, la protagonista verdadera del drama. Ella busca la libertad. Y, además, está obsesionada por el poder absoluto, representado por don Gonzalo de Mendoza, el comendador, en la obra de Lesya Ukrainka el marido y no el padre de doña Ana. Cuando don Juan mata a don Gonzalo, doña Ana va a casarse con el asesino de su marido porque piensa que de esta manera su amante será el nuevo comendador, a quien ella controlará. En el drama hay otra mujer que derrota a don Juan. Es Dolores, su prometida desde el nacimiento. Ella paga por su honra para conseguirle la absolución de sus crímenes. Don Juan acepta la indulgencia y olvida los juramentos dados a Dolores, lo que significa una simple cosa: él no es un caballero ni hombre verdadero. Los personajes actúan en tres regiones españolas. Don Juan se esconde en Cádiz, la tierra del mar, las cuevas y los contrabandistas. Doña Ana es de Sevilla, donde las mujeres gozan de libertad y donde conviven las Españas cristiana y musulmana. Madrid y Castilla son la corte de fría piedra, de la falsa etiqueta y del poder absoluto que mata todo lo humano.