Rodrigo Fernández

Un cañón de humo

El incendio se da a estas horas por estabilizado después de quemar 120 hectáreas. El fuego avanzó muy rápido en los primeros momentos, por el viento y porque los servicios de extinción tardaron en llegar

El viento se cebó con Chantada y Taboada

En Taboada un ganadero recorre los restos de lo que era su establo, ahora convertido en un amasijo de maderas, ladrillo y uralita. En el municipio vecino de Chantada las rachas de viento levantaron todo el plástico de un invernadero