Óscar Ramos Ayerra

Universo Barreiros

Más de cien vehículos se reunieron en Ourense para conmemorar el centenario del nacimiento del Henry Ford español. Una celebración que tendrá su culmen con la inauguración del museo permanente de la automoción agrícola en Silleda.

ON

Arquitectura barroca sobre ruedas

Considerado por muchos como uno de los coches más elegantes de la historia, el Delahaye 175 s roadster fue creado hace ahora 70 años solo para desfilar en pasarelas y concursos de belleza. Seis metros de líneas sinuosas salidas de la mente de uno de los carroceros más importantes del siglo XX, Saoutchik. Sin embargo su existencia no estuvo acorde con su condición de belleza hasta que se restauró en el 2010, momento en que de nuevo volvió a su hábitat natural, los concursos de elegancia.

El bisabuelo de los Grand Prix

De este Delage tipo G se construyeron tres unidades para la carrera París-Marsella celebrada en 1907. En aquel gran premio una quedó destrozada tras salirse de la pista. Durante la Segunda Guerra Mundial, otra desaparecería tras un bombardeo aliado. Sin embargo, la última unidad, todavía existe y forma parte de la colección de la Fundación Jorge Jove. Representa un ejemplo único de los antepasados de la Fórmula 1.

Doce años seducidos por la Luna

Hace 50 años, el 20 de julio de 1969, Neil Armstrong dejaba la primera huella en la Luna, coronando así un enfrentamiento entre dos superpotencias surgido tras la Segunda Guerra Mundial

El último vuelo del camión Pegaso

Creado para ser expositor de tecnología punta, esta cabeza tractora de Pegaso sorprendió al mundo en el Salón del Automóvil de Barcelona hace 30 años. De los dos prototipos construidos solo existe una unidad y pertenece al futuro Museo de la Automoción de la Fundación Jorge Jove.

La moto del marqués

Multimillonario, aventurero y visionario como pocos, así era Ricardo Soriano, segundo marqués de Ivanrey, quien tras la Guerra Civil decidió construir un pequeño vehículo de dos ruedas, la Soriano. Esta pequeña moto alargada y no muy estética fue, sin embargo, la primera que se produjo en serie en España y de la que se llegaron a construir unas 6.000 unidades. Una de ellas forma parte de la Fundación Jorge Jove y tendrá su sitio en el futuro museo de la automoción de Galicia.

La primera estrella de Benz

Tres ruedas de bicicleta, un asiento y un caballo de potencia enjaulado en un cilindro; así era el primer vehículo con motor de explosión de la historia. Su creador, Carl Benz, lo patentaba en 1886. Aunque la unidad original no ha llegado hasta nuestros días, gracias a Mercedes-Benz, que a principios de siglo XXI construyó 100 reproducciones exactas, hoy es posible disfrutar de los andares de este pionero de la automoción.