Óscar Ramos Ayerra

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto
Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto

Las peripecias de una belga en Buño

Matriculada con el número 3.033 y con la C de Coruña, esta motocicleta de la marca FN, construida en Bélgica en 1928, llegó a Galicia un año después y estuvo más de 50 años recorriendo incansable la costa noroeste coruñesa, primero como moto del cura de Buño y después como vehículo de correos. Hoy, con 90 años recién cumplidos por fin descansa cerca de carballo, ya restaurada, bajo la atenta mirada de su conservador, Ramón, un apasionado de las motos antiguas

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto

Las peripecias de una belga en Buño

Matriculada con el número 3.033 y con la C de Coruña, esta motocicleta de la marca FN (abreviatura de Fabrique Nationale), construida en Bélgica en 1928, llegó a Galicia un año después y estuvo más de 50 años recorriendo incansable la costa noroeste coruñesa, primero como moto del cura de Buño y después como vehículo de correos. Hoy, con 90 años recién cumplidos por fin descansa cerca de carballo, ya restaurada, bajo la atenta mirada de su conservador, Ramón, un apasionado de las motos antiguas.

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto

Las peripecias de una belga en Buño

Matriculada con el número 3.033 y con la C de Coruña, esta motocicleta de la marca FN (abreviatura de Fabrique Nationale), construida en Bélgica en 1928, Llegó a Galicia un año después y estuvo más de 50 años recorriendo incansable la costa noroeste coruñesa, primero como moto del cura de Buño y después como vehículo de correos. Hoy, con 90 años recién cumplidos por fin descansa cerca de carballo, ya restaurada, bajo la atenta mirada de su conservador, Ramón, un apasionado de las motos antiguas.

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto
on

El Pontiac fantasma

Fue el primer coche completo transparente del mundo. La utilización de plexiglás permitió construir un vehículo único y solo para ser exhibido en el salón del automóvil de Nueva York de 1939. Fue un éxito no solo por permitir ver las entrañas del coche, sino por ofrecer un aspecto casi fantasmagórico gracias a la utilización de colores blancos, cobres o cromados en su interior. Desde entonces forma parte de la historia del automóvil

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto

El coche más feo del mundo

Construido en 1957 por un sacerdote aficionado a los automóviles, resultó ser un pionero de la seguridad pasiva. Sin embargo, los costes de fabricación y algunos fallos mecánicos determinaron su fracaso. Se presentó en el salón del automóvil de Nueva York, pero no recibió ni un solo pedido. Solo existe un prototipo, y es considerado por muchos el coche más feo del mundo.

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto
UNA JOYA EN O CARBALLIÑO

La otra mascota de Félix

No todos los días se tiene la oportunidad de viajar en un porsche 911 de 1974 y menos todavía, en la unidad que perteneció al famoso naturalista y presentador de televisión Félix Rodríguez de la Fuente. De un verde que no pasa desapercibido, y con 44 años de vida, ahora descansa, desde hace 9, bajo la cuidadosa mirada de su actual dueño en O Carballiño

Originalmente no tenía faro ni suspensión trasera. Casi hay que ser una especie de malabarista para conseguir cambiar de marcha aunque para Ramón, su actual dueño, no tiene ningún secreto
Extravoz ON

Las rectas de Reims

En un tramo recto de vía pública francesa que une la ciudad de Reims con una pequeña población de la Champagne, nada hace sospechar que durante más de 40 años corrieron por ese asfalto los bólidos más rápidos del mundo. los antiguos boxes y las gradas delatan la línea de meta de uno de los circuitos más rápidos y peligrosos de la F1.

Un rescate muy complicado

Los doce niños y su entrenador permanecen en la gruta a la espera de que se elija la mejor opción para su rescate