Fernando Molezún

PEPÓN NIETO

«No me imagino viviendo sin teatro»

Funciona a la perfección en comedia, pero cuando se pasa al drama es capaz de darle al personaje unos tintes trágicos, casi patéticos, que no están al alcance de todos. Pepón Nieto lo demuestra en «La culpa»