Pablo Gómez Cundíns

Un siglo de Negroni, el cóctel del conde

Un buen día, el noble Camillo Negroni pidió al barman del Caffè Casoni de Florencia, Fosco Scarselli, un Americano adaptando la receta a su manera: vermú, Campari y ginebra, a partes iguales. Ese buen día fue en 1919