Sánchez abre la campaña de incógnito

Iago García
Iago García REDACCIÓN | LA VOZ

PODCAST

EFE | Sergio Barrenechea

¿Dónde quedó el espíritu del Peugeot 407 con el que se pateó recónditas sedes socialistas para vencer a Susana Díaz? Quizás prefiere disfrutar con el mando a distancia de los patinazos de sus rivales

29 mar 2019 . Actualizado a las 20:46 h.

ESCUCHA NUESTRO PODCAST BAJO ESTA LÍNEA

Lo conoces de oídas

El presidente Pedro Sánchez está llevando una campaña muy discreta. Soltó el miércoles sus 110 medidas del programa electoral y volvió a su madriguera. Me lo imagino entretenido acariciando a su gato en el sofá de la Moncloa -¿lo habrá cambiado como el colchón?- como un malo de película, mientras todos sus rivales acumulan más errores que Cristiano Ronaldo en la declaración de la renta. Pedro, ¿dónde ha quedado el espíritu del Peugeot 407 con el que te pateaste recónditas sedes socialistas para vencer a Susana Díaz? Quién te ha visto y quién ahora no te ve.

Disfruta hombre. Del sondeo del Parlamento Europeo que te da la mayoría. Gózalo con los patinazos a cuenta de abortos neandertales, uso de armas, ministerios de Universidades y todo este show que solo mejoraría si lo presentase David Broncano con las hormigas Trancas y Barrancas bajo la mesa. ¿Qué tiene que pasar para que muevas ficha? Algo tendrás que decir del matrimonio ya consumado entre Albert Rivera y Pablo Casado. ¿A quién prefieres de presidente? ¿Y de ministro de Asuntos Exteriores? Bueno, teniendo en cuenta que ni siquiera ellos lo tienen claro, igual es mejor disfrutar del espectáculo con el mando a distancia. Hoy, es Rivera quien se ve de presidente. Claro Albert. Y la próxima semana, como decían Tip y Coll, hablaremos del Gobierno.

Sánchez delega en Iceta las proposiciones indecentes, para algunos, del independentismo. Cede a sus ministros los nauseabundos, para otros, viernes sociales. A Pedro no le está haciendo falta sudar mucho la camiseta para hacer canasta. Pero como jugador de baloncesto sabrá que el último cuarto es decisivo. Que tenga cuidado. Igual le endosan un triple en el último segundo y acaba perdiendo el partido... ¡Escuchándolo en nuestro podcast es aún mejor, solo tienes que darle al play!