Una buena solución, pero mejorable

Los técnicos consideran necesaria la defensa de cinco para cortar la sangría de goles en el Celta, pero creen que se puede mejorar el ataque con profundidad por bandas y fijando a Maxi