Dos es compañía, tres son multitud

Un coche urbano pero con el que también se puede ir «al fin del mundo», perfecto para los que nunca encuentran sitio para aparcar en la ciudad y con más espacio interior y maletero de lo que aparenta cuando lo miramos desde fuera. El Smart ForTwo Coupé solo tiene una contraindicación: no es apto para familias numerosas.