El CTAG y Antolín se alían para dar forma al vehículo del futuro

GALICIA INNOVA

ABRALDES

Ambas integran una de las nuevas cinco que unen inversión pública y privada Los proyectos abarcan sectores estratégicos

28 nov 2018 . Actualizado a las 09:26 h.

Que el sector privado y los centros de I+D+i trabajen mano a mano. Esta es solo una de las claves del fundamental reto que tienen en marcha las Unidades Mixtas de Investigación (UMIs). La iniciativa, impulsada por la Xunta, alcanza su quinta edición fomentando que las mejores ideas sean transferibles de forma directa al mercado.

Cinco son las nuevas alianzas en sectores fundamentales en el tejido empresarial gallego. El CTAG, el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia, une sus fuerzas con la multinacional española Grupo Antolín. Juntos se adelantan a una nueva generación de vehículos: autónomos, conectados y eléctricos. «El Grupo Antolín es líder en componentes de interior y desde el CTAG hemos hecho una gran apuesta por la electrónica de automoción. Somos referentes en Europa», explica Francisco Sánchez, director de Electrónica e ITS en el centro. «Con esta unidad mixta de investigación, Grupo Antolín tiene en CTAG un socio muy interesante para desarrollar productos innovadores y de vanguardia para todo tipo de constructores de coches. Es un reto, un avance y un privilegio para CTAG». Lo que buscan ambas entidades es dotar de inteligencia el interior de los vehículos. «Desde servicios de confort o entretenimiento, pasando por la comunicación. Una nueva experiencia de usuario a bordo del vehículo. Hay que repensar el puesto de conducción, el interior y más si pensamos en los coches autónomos. Esta unidad de investigación nos da un marco estable. CTAG es líder en electrónica y software de automoción y tiene el potencial para acompañar al Grupo Antolín en su estrategia como Smart Integrator». Iniciativas innovadoras que no se olvidan de la sostenibilidad. Es el caso de la alianza de la Universidade de Santiago y a la maderera Finsa. Centrado en la economía circular forestal, sumará 2,1 millones de inversión para el período 2018-2021 y generará 10 puestos de trabajo. El objetivo pasa por optimizar los elementos de construcción con un bajo coste y aprovechar así los restos de materia prima, en este caso la madera.

Proyectos muy diversos centrados en sectores como la automoción, la industria forestal, la biotecnología, la metalurgia, el naval y la aeronáutica. Este último es el caso del Instituto Tecnológico de Galicia y Everis. El ITG, presente en las principales redes de innovación, plataformas tecnológicas y foros de conocimiento desde 1991, cooperará con la consultora de innovación en la gestión del tráfico aéreo. El ITG pone así a disposición de la empresa su testada trayectoria en lo que tiene que ver con todos los servicios de una ingeniería de software.