El laberinto de Mohamed

El juego combinativo desaparece en un Celta que no logra tapar su agujero defensivo, que carece de un patrón de juego y de un plan B y que empleó cuatro sistema y cinco onces en alineaciones jornadas

Cambio de idea para reaccionar

El Celta defiende el fortín de Balaídos estrenando una defensa inédita con Roncaglia y Juncà en los laterales y Júnior Alonso como central y con Brais recuperando un lugar en el once ante el Valladolid