Con propósito de enmienda

Mohamed habla de jugar más en corto y de recuperar la confianza perdida


Antonio Mohamed regresó a Vigo con propósito de enmienda. Reconociendo que la baja de Maxi Gómez invita a matizar la idea de juego con más jugadores de buen pie sobre el campo y alrededor de Iago Aspas, además de decantarse por una defensa de cuatro unidades y asumiendo que la única manera de cambiar el disgusto de la afición es con un triunfo ante un rival que llega a Vigo en la cresta de la clasificación.

«Puede ser que juegue Iago de nueve con volantes más ofensivos, y aunque la idea no va a cambiar, al no tener un referente juguemos mucho más corto», comentó el entrenador sobre el plan de partido para esta noche, que llega demasiado rápido para un equipo que apenas pudo realizar un entrenamiento, y matizado, con todos los disponibles, ya que muchos de ellos llegaron con las horas contadas de sus compromisos internacionales.

No obstante, el virus FIFA condiciona. Por ejemplo, que jugadores como Okay Yokuslu puedan salir de cara al 100 % «porque regresó con una pequeña molestia». El turco podía ser importante para dotar de poderío aéreo a un equipo que se queda sin Araujo y Maxi. «Perdemos muchos centímetros pero tendremos que marcar más cerca, limitar las faltas innecesarias cerca del área, aunque sabemos que en algún momento habrá pelota parada pero el equipo lo está haciendo bien en ese sentido».

Mohamed acumula cinco partidos sin ganar y su crédito ha bajado de un modo considerable, pero el argentino regresó a Vigo «con mucha energía», aunque asumiendo la exigencia: «Mañana [por hoy] es el día. Tenemos que jugar bien y ganar. Hay que recuperar la confianza y devolverle a la afición con un triunfo todo lo que no pudimos darle en partidos anteriores». El preparador quiso elogiar el trabajo desarrollado por sus futbolistas y sus ganas. «El equipo quiere que llegue el día para volver al triunfo. El grupo se debe un triunfo y el viernes es el día».

Del rival, y tomando como precedente la victoria sobre el Real Madrid, el preparador céltico dice que «está en un gran momento, ha tenido un par de partidos sobre el final. Es un rival duro, que ha tenido encuentros buenos y malos pero que ha sido regular y que tiene la confianza de estar arriba. Será un gran parámetro para nosotros. Qué mejor para nosotros que enfrentarnos a un rival que viene muy bien para recuperar la confianza y el terreno perdido», admitiendo que necesitan ganar pero además jugar bien «para que la gente vuelva a creer en nosotros y borrar el grado de desconfianza del último partido».

Maxi Gómez se sometió a una resonancia y se pasó por el entrenamiento

Maxi Gómez se sometió ayer a la resonancia magnética que debe dictaminar el alcance de su lesión, pero no será hasta la mañana de hoy cuando se conozcan los resultados según informó el conjunto vigués. El charrúa, que sufre un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda se pasó después de la prueba por el entrenamiento para estar con el cuerpo técnico y sus compañeros.

El delantero se lesionó el pasado martes con su selección y regresó a Vigo en la noche del miércoles, aunque hasta ayer no tuvo contacto con el resto del equipo. Su baja altera los planes del entrenador ya que se trata de una pieza fundamental para el entrenador.

Maxi no se pierde ningún partido con el Celta desde el pasado mes de abril, cuanto tuvo que descansar ante el Sevilla por tarjetas. El curso pasado lo cerró con 36 participaciones en su primer año en Europa. Repetirlo ahora dependerá del tiempo que tenga que estar parado por mor del esguince.

En el parte médico también continúa Mathias Jensen con una rotura fibrilar del semimembranoso del muslo izquierdo y Robert Mazan con un proceso gripal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Con propósito de enmienda