El tráfico de esclavos negros

? Fue sin duda una de las páginas más abyectas de la historia. Y Galicia contribuyó también, con algunos renglones, a construir aquel episodio de ignominia. En los últimos años del siglo XVIII, agotada la prosperidad generada por la implantación de los Correos Marítimos en A Coruña y el intenso comercio con las colonias americanas, destacados comerciantes y navieros gallegos trataron de eludir la decadencia reorientando sus buques hacia otro tipo de negocios: el corso y la trata de negros.