Los comuneros tocan madera

Los montes vigueses afrontan el final del verano sin sufrir ningún incendio reseñable