Patrocinado por

Plantan en Galicia los primeros pinos que son resistentes al nematodo

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

FORESTAL

Los ejemplares, colocados en Salcedas y en Padrón por los técnicos del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, servirán para realizar diferentes estudios

28 dic 2021 . Actualizado a las 20:42 h.

Hace ya ocho años que en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán comenzaron a trabajar para tratar de buscar una solución al problema que el nematodo del pino (Bursaphelenchus xylophilus) está causando en Galicia, donde ya está afectando a varios montes del sur de la provincia de Pontevedra. Entonces, se inoculó esta plaga a las más de cien familias de Pino pinaster que tienen en este centro de investigación para encontrar cuáles eran más resistentes a la enfermedad. Tras seleccionar una serie de clones, estos han sido plantados al aire libre en parcelas de Salceda y Padrón. Allí serán estudiados para conocer su comportamiento al aire libre, ya que hasta ahora todos los ensayos habían sido realizados en invernadero.

Las primeras investigaciones de Lourizán permitieron «encontrar una serie de familias, de nuestras poblaciones ya mejoradas, que son hasta un 80 % más resistentes al nematodo del pino», asegura Enrique Chamorro, director del centro pontevedrés. El siguiente paso fue el de dar de alta estas familias, para poder comercializar y producir sus semillas. «Se dieron de alta lo que nosotros llamamos progenitores de familia, hasta seis de ellos», añade. Tras completar toda esta labor, quedaba pendiente saber cómo se comportarían estos ejemplares al aire libre. «Los ensayos siempre se hicieron en invernadero, donde el nematodo es más letal, por eso ahora queremos hacer ensayos en el exterior», añade.

Los técnicos llevaron a cabo dos plantaciones con este material de Pino pinaster. La primera de ellas se realizó en Salceda de Caselas en colaboración con la comunidad de montes de Soutelo y la Asociación Forestal de Galicia (AFG). La segunda está situada en Padrón y se realizó en colaboración con Finsa. Se seleccionaron para ello dos parcelas de 6.000 metros cuadrados cada una, donde se plantaron un total de 480 pinos. De ellos, 240 son del material resistente al nematodo, mientras que los otros son de otro material de pino mejorado genéticamente, tanto de España como de países como Portugal o Francia, y de otro no mejorado pero plantado habitualmente en Galicia.

«Queremos hacer un seguimiento de todo ese material. Vamos a hacer ensayos comparativos y ver cómo se comportan», añade Chamorro. Explica que las familias de pino que son resistentes al nematodo provienen ya de material mejorado, es decir, que tiene unas características especiales porque son los que han demostrado un mejor crecimiento y una mayor rectitud, entre otras características. Además, destaca que actualmente no hay en toda Europa material que se haya constatado como resistente al nematodo del pino, de ahí también la importancia de la investigación que se está llevando a cabo en Lourizán.

Semillas listas

Chamorro asegura que, en breve, estarán ya a disposición de todos los interesados las primeras semillas de este material que ha mostrado una mayor resistencia al nematodo del pino. «Con este material, en breve van a empezar a salir las semillas, que se van a distribuir», asegura. Porque aunque la plaga está ahora localizada en el sur de la provincia de Pontevedra, no es descabellado pensar que, en unos años, puede haberse propagado a otras zonas de Galicia, de ahí la importancia de contar con pinos que sean resistentes a esta enfermedad.