Ni Igor ni Aigor

«Victor Frankenstein» es la enésima versión del mito imperecedero de un creador que jugaba a ser Dios