Así era el fútbol de los tatarabuelos

El árbitro era el único que conocía el reglamento y los jugadores, que se lavaban tirándose cubos los unos a los otros, iban tras el «match» a presumir al baile