Lucía Freitas: «En un futuro próximo me gustaría abrir un restaurante en Japón»

Laura García del Valle
laura g. del valle REDACCIÓN / LA VOZ

SABE BIEN

Fito Pérez

El restaurante gallego de moda en Nueva York, Tomiño, lleva la impronta de esta cocinera compostelana

25 jun 2019 . Actualizado a las 16:00 h.

Es la cocinera gallega más internacional. Puede decirse con la boca grande. Lucía Freitas (Santiago, 1982), que hasta hace dos años ofrecía un menú de 12 euros en una casa de comidas compostelana que ahora es el templo de la gastronomía A Tafona, se ha convertido en un referente para aquellos que anhelan el éxito en los fogones. No le ha bastado, ni mucho menos, haber conseguido una estrella Michelin en noviembre para calmar sus ansias de superación. Además de su proyecto Lume, también en Santiago, ha cruzado el charco para embarcarse en una aventura de riesgo: gestionar y hacerle la carta a un restaurante de Nueva York, ciudad en la que se encuentra estos días representando el Galician&Food Festival. Pero ahí no queda la cosa: ya fantasea con abrir un local en Japón. Un país en el que la adoran y es tratada como lo que se merece: un genio.

-Se ha convertido ya en la mejor embajadora de la cocina gallega en el mundo.

-Es que a mí lo que más me gusta del mundo es enseñarle la gastronomía gallega al mundo. En acciones como el Galician&Food Festival intento fomentar el consumo de nuestros productos y, también, promocionar el Camino de Santiago. Además, esta edición del festival es muy importante para mí porque tiene un acento femenino muy marcado.

-El restaurante Tomiño, que usted tutela, está triunfando en Nueva York. ¿Es fácil hacerse un hueco en la Gran Manzana?