«Vendí mil periódicos en un día»

Cualquiera firmaría por llegar a la jubilación con la sonrisa y la ilusión de una mujer que dice que, si volviera a nacer, trabajaría otra vez en el periódico