Pinchazo de las «puntocom»

Los inversores penalizan la cotización de firmas como Facebook, Groupon o Zynga por las dudas sobre su capacidad para generar beneficios