Así se fraguó la dimisión de José González-Dans, director general del Deportivo

Presentó su renuncia al consejo de administración después de seis años en el club en los que pasó de ser director financiero con Tino Fernández a figura clave del club bajo el mandato de Paco Zas


A Coruña

Con media España confinada. El fútbol en vilo por saber cómo acabará la temporada. La economía de los clubes pendiente de cómo la crisis económica-sanitaria afectará a las entidades. El Deportivo deseoso de poder celebrar la junta de accionistas suspendida que le dé opción de capitalizar 35 millones de euros de deuda de Abanca. Y en plena lucha por evitar el descenso en la peor temporada de su centenaria historia. Así recibió el consejo de administración blanquiazul la sorprendente decisión de su director general de bajarse del barco a partir del 9 de mayo.

Con los correspondientes quince días de margen que marca la Ley, José González-Dans envió el viernes por la tarde una carta dirigida al órgano rector de la sociedad en la que anunciaba su renuncia al cargo para emprender «un nuevo proyecto profesional», que no desveló en la misiva.

De esta forma, seis años y tres meses después de aterrizar en la plaza de Pontevedra, en la que fue su primera experiencia futbolística a nivel profesional, González-Dans abandona el Deportivo en un momento convulso y mientras la entidad sigue inmersa en un proceso de control interno motivado por la auditoría anunciada tras el acuerdo de financiación alcanzado con Abanca.

El que fue ejecutivo fuerte tanto con Tino Fernández como con Paco Zas se va meses después de que Fernando Vidal y su equipo de colaboradores aterrizaran en la plaza de Pontevedra. De hecho, según algunas fuentes, la relación entre el núcleo duro del grupo de trabajo del presidente y el director general no era todo lo fluida que cabría esperar.

Esas mismas fuentes apuntan a que en las últimas semanas incluso hubo importantes discrepancias motivadas por el citado control y la forma en la que se había actuado en el club durante los últimos años. No por la existencia de graves irregularidades sino por procederes que no agradaban en exceso a algunos destacados miembros del actual equipo de gobierno.

Tras aterrizar en el Dépor con Tino Fernández como director financiero en enero del 2014, con el aval de Juan José Jaén -según datos del registro mercantil había estado vinculado a Bricoking hasta cuatro meses antes-, José González-Dans fue ganando peso en el club con el paso de los meses.

Según una información publicada por el Deportivo el 9 de noviembre del 2016, «José González-Dans Vázquez (A Coruña, 1971), director económico-financiero del RC Deportivo desde enero de 2014, se convierte desde este mes de noviembre en el nuevo director corporativo del Club». En su perfil de la red profesional Linkedin dice que el cargo que ostenta desde ese instante es de «director general corporativo».

Según el departamento de comunicación del club, el motivo de que se evitara el término «general» se debió a la intención de desvincularlo de la dirección deportiva, directamente dependiente de la presidencia. Posteriormente, el propio González-Dans aclaró a este diario que el ascenso de director corporativo a director general fue progresivo.

Aun cuando sus inicios en el club datan del 2014, su mayor fortaleza la adquirió a partir de enero del 2018 tras la salida de Richard Barral del Deportivo. Hasta entonces, había colaborado con el director deportivo a la hora de cerrar algunas incorporaciones. Pero desde ese momento fue asumiendo mayor protagonismo en las negociaciones. Tanto, que en la plaza de Pontevedra y Abegondo no eran pocos los que le atribuían cierto poder de decisión en la contratación de jugadores, principalmente, con la llegada de Carmelo del Pozo. Formó junto con el segoviano un tándem unido, que con el paso de los meses fue perdiendo fuelle y acabaron algo distanciados.

La llegada de Fernando Vidal a la presidencia del Deportivo le hizo perder importante protagonismo, no a nivel jerárquico (no fue degradado), pero sí de toma de decisiones, lo que, sin duda, pudo haberlo conducido a adoptar esta decisión de irse en un momento crucial para el futuro de la centenaria entidad.

De momento, González-Dans se va con buenas palabras hacia el consejo, respondidas de igual modo por este hacia su persona, y con la seguridad de que su salida supondrá el inicio de una nueva etapa profesional, que sigue siendo una incógnita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Así se fraguó la dimisión de José González-Dans, director general del Deportivo