El jabalí se ceba con explotaciones de maíz en Padrón, Rois y Brión

Javier Villaverde asegura que la zona de A Escravitude está muy afectada


padrón / la voz

Ganaderos con cultivos en Padrón, Rois y Brión están «moi preocupados e enfadados» por los daños ocasionados por los jabalíes en sus fincas de maíz e hierba que, en el caso de otros vecinos, también se extendieron a las cosechas de patatas. Entre los ganaderos está Javier Villaverde que, junto con su madre, Isaura Rivas, regenta una explotación de vacas de leche en el lugar de Prada, en la parroquia de Cruces, en Padrón.

Hace una semana que comenzó a ver como los jabalíes dañaban sus cosechas de maíz de lugares como A Escravitude, en Padrón; O Sisto, en Rois o Bastavales en Brión. Él mismo vio una manada de 12 o 14, crías incluidas, en una finca de Rois. «É unha auténtica barbaridade o que está pasando», explica el ganadero, que considera que «alguén terá que facerse cargo dos danos que ocasionan estes animais».

Otros años sufrió el ataque de los jabalíes en una o dos fincas, pero nunca como esta vez. Cuenta que tiene sembrado en torno a unas 44 hectáreas de maíz y que, entre la sequía y los daños de los cerdos, tiene mucha superficie afectada. De hecho, calcula que, en torno al 10 % del maíz sembrado ya está perdido, pese a que «os danos están empezando; o peor é sempre este mes e o próximo, que é cando o millo está máis apetecible para o xabaril, antes de estar o gran completamente duro», explica.

El viernes y ayer llamó al teléfono 012 de la Xunta para comunicar lo sucedido, pero no dio hablado con nadie. «Hai máis gandeiros e veciños afectados», asegura el profesional de Prada en alusión a otro compañero de A Estrada con cultivos dañados en Carcacía, en Padrón.

«O que está pasando este ano non é nada comparable co que vivimos ata agora; non ardeu o monte nin hai comida nel, polo que os xabarís teñen fame e buscan que comer», cuenta Javier Villaverde, que reclama batidas u otras medidas para reducir la presencia de estos animales en la zona, así como que se hagan cargo de los daños ocasionados. «Cando as crías que hai medren vai ser unha auténtica animalada», asegura el vecino de Prada que añade que «aos que soltaron libremente os xabarís fóiselle o tema das mans».

«Estamos moi preocupados, porque unha hectárea de millo cústanos uns 1.000 euros entre sementala e recollela, e non nos podemos permitir que nola estraguen así», afirma Javier Villaverde. En Prada hubo otros vecinos perjudicados por los daños de los jabalíes, incluso en cosechas de patatas. Alguno también desistió de sembrar maíz, después de que el animal le comiera la semilla más de una vez.

Las ayudas para mitigar los daños de la fauna salvaje no calman a agricultores y ganaderos

El DOG publica la orden de subvenciones para el 2020 para lobo y jabalí. Las ayudas de prevención, que podrán solicitarse hasta el 9 de marzo, cuentan con un presupuetos total de 340.000 euros, mientras que el montante destinado a indemnizaciones asciende a 2,8 millones de euros. El sector cree que no arreglan nada y apelan a una mejor gestión.

M.Cedrón

Hace unos días un grupo de ganaderos y agricultores gallegos se concentró ante la sede del Parlamento Gallego para reclamar a la Xunta que asuma los costes derivados de los daños provocados por el jabalí. Esta mañana el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó la orden de ayudas tanto para adoptar medidas de prevención contra los desperfectos que puedan causar distintas especies cinegéticas, como las que regulan el acceso a indemnizaciones por daños para el jabalí o el lobo. Las primeras cuentan con un presupuesto total de 340.000 euros, mientras que el montante destinado a las segundas dispone de 2,8 millones de euros.

A Unións Agrarias, organización convocante de la manifestación y promotora de la recogida de respaldos para llevar a la Cámara gallega una propuesta no de ley sobre el jabalí no le convencen estas medidas. Creen que no llegan a nada y dan un dato: «O 80 % dos danos seguen caendo nos produtores porque as desfeitas superan _según la estimación de la organización agraria_ os 15 millóns».

Para la Sociedade Galega de Pastos las ayudas no arreglan tampoco un problema que responde a una gestión ineficaz y que, como dicen, requiere de una investigación previa para determinar qué medidas efectivas surtirían efecto frente al lobo y al jabalí. Desde este colectivo indican además que «máis que dedicar cartos á merca de pastores eléctricos habería que investigar qué métodos son máis axeitados para previr os ataques». En este sentido, tras repasar la letra pequeña de las órdenes, hacen apuntes como que el can de palleiro «é unha especie de pastoreo, pero on de garda e protección». Al mismo tiempo, critican que la Xunta continúe gastando dinero de sus fondos propios para estas líneas de ayuda, cuando puede recurrir a los fondos del PDR para sufragar el 100 % de la prevención. 

La UE fomenta la sana convivencia entre el lobo y los agricultores

De hecho, fue justo hace un año cuando la entonces comisaria de Medio Ambiente de la UE, Karmenu Vella, y su homólogo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, enviaron una carta a los titulares de ambas carteras en cada uno de los estados miembros donde, entre otras cosas, les recordaban que para garantizar la sana convivencia entre una especie protegida y fundamental para recuperar la biodiversidad perdida en la UE como el lobo y las actividades desarrolladas por ganaderos y agricultores, podían financiar al 100 % con fondos Feader medidas preventivas para evitar los daños provocados por el animal.

Desde la Sociedad Galega de Pastos no olvidan hacer comparaciones. Para ello hacen una lectura conjunta de las ayudas que da ahora Galicia para el lobo, donde como dicen hay una población estimada de entre 600 y 800 animales, con las que destina el Gobierno galo, donde no hay tantos lobos (más o menos 500). «No caso do lobo, para prevención Galicia adica 230.000 euros mentras que no país veciño destiñan 33,25 millóns de euros. No caso de indemnización por danos, a orde publicada esta mañá recolle 350.000 euros para o lobo e en Francia a ese capítulo adican 1,75 milllóns», dicen. 

Con todos estos argumentos bajo el brazo tanto Unións Agrarias como la Sociedad Galega de Pastos ruegan a la Administración que se replantee la gestión de un asunto que, como no dejan de repetir, supone graves daños para el sector primario en Galicia. 

¿Cómo son las ayudas?

Prevención de daños que causan determinadas especies de fauna silvestre para el 2020.: Esta orden divide las ayudas en dos categorías: Las detinadas a proteger los rebaños frente al lobo, que cuentan con un presupuesto total de 230.000 euros, de los que 150.000 podrán destinarse a la compra de perros que defiendan los rebaños, la puesta en funcionamiento de pastores eléctricos y la habilitación de cierres móviles con valla electrificada. Los 80.000 euros restantes se destinarán a la compra e instalación de muros fijos. La segunda de estas líneas es la que va enfocada a la prevención de daños provocados por el jabalí, que cuenta con un presupuesto de 120.000 euros, destinados a la compra de pastores eléctricos.  

Indeminizaciones por daños provocados por el lobo: Las explotaciones afectadas en las que haya habido bajas de vacuno, ovino, caprino, porco celta, asnos, caballos, burros o mulas tendrán un plazo de un mes para comunicar a la consellería de Medio Ambiente el ataque. Los afectados desde el 1 de octubre en adelante tendrán hasta el 9 de marzo para declararlos. El montante global de esta línea de subvenciones es de 400.000 euros. La cantidad subirá un 30 % cuando el ganado afectado sea de una explotación ubicada en un concello con riesgo: Aranga, Abadín, Allariz, A Cañiza, Curtis, Alfoz, Avión, Cerdedo-Cotobade, Dumbría, Baralla, Baltar, Covelo, Irixoa, Begonte, Bande, Cuntis, Mazaricos, Castro de Rei, Beariz, A Estrada, Melide, Cervantes, Os Blancos, Forcarei, MonferoO Corgo, A Bola, Fornelos de Montes, Muros, Cospeito, Calvos de Randín, Lalín, Muxía, A Fonsagrada, Cualedro, A Lama, Ordes, Friol, Entrimo, Valga, As Pontes de García Rodríguez, Guitiriz, Lobeira, Porto do Son, O Incio, Lobios, Santiago de Compostela, Láncara, Maceda, Sobrado, Mondoñedo, Melón, Toques, Muras, Montederramo, Vilasantar, Navia de Suarna, Muíños, Vimianzo, Ourol, A Pobra de Trives, Outeiro de Rei, Rairiz de Veiga, Palas de Rei, Vilar de Barrio, O Páramo, Vilar de Santos, A Pastoriza, Vilardevós, Riotorto, Samos,Triacastela, O Valadouro, Vilalba y Xermade. También será incrementada en un 10 % en aquellas granjas en las que hayan puesto medidas preventivas. 
 

Indemnizaciones por daños provocados por el jabalí: Dotadas con un total de 2.241 euros, los que las pidan podrán optar cada año a un tope de 1.700 euros. Al igual que en el caso del lobo el plazo para demandarlas será de un mes contado desde el día posterior a la comunicación del daño al 112. para los daños comunicados entre el 11 de octubre del 2019 y la entrada en vigor de esta orden e plazo terminará el 9 de marzo. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El jabalí se ceba con explotaciones de maíz en Padrón, Rois y Brión