Dos símbolos con el mismo rostro

Apodado cariñosamente «mofletes» por su rostro abombado, supuso el último producto de Hispano Suiza pero, a la vez, el primero de la nueva compañía que absorbía a esta, Pegaso. Un vehículo que fue bisagra entre las dos marcas españolas más icónicas del siglo XX. Esta unidad, de la Fundación Jorge Jove, es el Pegaso 1, del que apenas se construyeron cien unidades en 1946.

El ministro de Ciencia, Pedro Duque, deposita en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes un legado «in memoriam» del Nobel Severo Ochoa

Coudet recupera la esencia

El Celta recobra con su mejor once la presión alta y la intensidad y llega cargado de confianza a una fase clave de calendario con cuatro rivales directos