.

Por qué Robuchon era el mejor cocinero del mundo

Joël Robuchon, el cocinero que acumuló más estrellas Michelin de la historia distribuidas en sus 28 locales, falleció este mes en Ginebra. Como legado deja una revolución culinaria basada en los productos de calidad y un concepto empresarial que expandió por todo el mundo en el que combina las tapas españolas con el sushi

.

«A Ruiz Mateos le gustó la alimentación y la destrozó»?

Los orígenes del Cola-Cao, el Chupa-chup o del regaliz Zara, que nada tiene que ver con la famosa marca textil, son algunas de las historias que cuenta este libro, en el que también se apuntan las causas de la extinción del tejido alimentario español

.Los chefs José Andrés y Ferran Adriá
HUM

Picasso, el genio que pintaba lo que comía

No solo lo que comía, sino dónde lo hacía o con qué utensilios lo elaboraba: alimentos, restaurantes, cocinas... La densa obra picassiana está trufada de comida, una referencia para el artista malagueño que el Museo Picasso de Barcelona ha recogido en una exposición que podrá visitarse hasta septiembre.

.

Caviaroli, las olivas esféricas de Albert Adriá

Del Bulli de Ferrán Adriá salió el concepto y de la empresa Caviaroli la fórmula para conseguir estas olivas esféricas que ahora elaboran con el asesoramiento de Albert, hermano del chef.

«La cocina es física y química»

Uno de los cocineros que acude a Harvard a explicar a los científicos los fenómenos que acontecen en su cocina utiliza la «bonita conexión» que posee con Galicia para elevar sus celebraciones navideñas. Marisco, pescado y albariño son fijos en su mesa.

.

«Los maridajes aromáticos subrayan al máximo el placer»

El mejor sumiller del mundo, según el Grand Prix Sopexa International, se ha establecido en Barcelona para asesorar sobre bebidas en El Bulli Foundattion. El experto asegura que en la gastronomía gallega se pueden lograr combinaciones sorprendentes.

.
extravozhum

¿Existe el plagio en la gastronomía?

A algunos cocineros les halaga ver sus platos copiados en otros restaurantes y a otros les indigna, aunque pocas veces se reclama la autoría de una creación culinaria porque existen dudas sobre su protección. Ahora un experto ha esclarecido el asunto: los platos también tienen derechos de autor.