Un pregón para la polémica

Elena Espinosa animó a los ourensanos a disfrutar de la fiesta y a confiar en un futuro mejor y el PP aludió a la «politización» del acto por el PSOE