El hombre de acero era de Narón

Bartolomé Freire Lago abandonó su As Somozas natal para montar en 1933 cerca de Ferrol el germen de lo que luego convertiría en Megasa, la principal metalúrgica de la Península