Nueva York no quiere un alcalde golfo

Anthony Weiner renunció en el 2011 como congresista por su afición al «sexting», pero el niño mimado de los demócratas reapareció para ser alcalde en la Gran Manzana. Hace días su cuenta de Twitter volvió a arder