Cuarenta años de cartas con la realeza

Manuel Gómez Felicitó al rey en el 76 para comprobar si contestaban

Manuel, en el rincón de su casa donde guarda la correspondencia con la familia real
Manuel, en el rincón de su casa donde guarda la correspondencia con la familia real

Ferrol

¿Cree que si felicita al Rey por su cumpleaños va a recibir contestación? La misma duda tenía Manuel Gómez, un cántabro de Mazcuerras afincado en Ferrol, que en sus años de estudiante decidió, junto con unos amigos, felicitar a la Casa Real. Un conocido les había dicho que contestaban y ellos no se lo creían. «Todo empezó como una broma», asegura Manuel, «la primera postal la mandé a nombre de mi madre, y claro, cuando vio que le había llegado un telegrama de la Casa Real casi le da un síncope, no paraba de enseñárselo a los vecinos».

-¿Qué tipo de correspondencia mantiene con la realeza?

-Pues empecé mandando felicitaciones al rey Juan Carlos por Navidad y por su santo en el año 76, poco después de ser nombrado rey. En los años 80 tuve la oportunidad de conocerlo personalmente por mi trabajo y desde entonces le he felicitado cada año las Navidades, y también las bodas de las Infantas y el Príncipe, la toma de posesión de Felipe...

-¿Y cómo son las respuestas?

-Sus cartas suelen estar escritas a mano, menos, por ejemplo, las de doña María, que solían estar escritas a máquina. Además, si les solicitas una fotografía dedicada te la suelen mandar también.

-¿Y guarda usted todas esas cartas?

-Sí, en mi casa tengo un rincón real donde guardo todas estas cosas.

-¿Cuánto tardan en contestar desde la Casa Real?

-Pues no mucho. Si mandas un telegrama entre una semana y diez días; si le pides foto un poquito más, sobre un mes, más o menos.

-Aparte de felicitar a la familia real española, ¿se ha atrevido también con otras personalidades?

-Sí, felicité a la reina Isabel por el 100 aniversario, y me contestó su dama de compañía. Y también felicité al Papa Francisco, pero tampoco contesta él personalmente, sino que se encarga la secretaria del Vaticano en Madrid. Tenía también una carta de Bill Clinton, pero la perdí?

-¿Qué dicen sus conocidos cuando saben de su afición?

-Les hace bastante gracia la verdad, y a alguno que otro hasta le pica el gusanillo. De hecho, tengo una amiga que no se lo creía y les escribió para comprobarlo personalmente. Se quedó asombradísima cuando vio que era cierto lo que yo le decía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Cuarenta años de cartas con la realeza