En el nombre de la afición

Berizzo aplica terapia de grupo en la vuelta al trabajo del Celta tras la eliminación copera, con la presencia de Mouriño en A Madroa, y traza nuevos objetivos para la Liga y la Europa League