Aprender a volar sin Sabin Merino

TORRE DE MARATHÓN

César Quian

El Deportivo busca fórmulas para suplir al delantero, que será baja frente al Alcorcón por sus problemas musculares tras enlazar cuatro goles clave para la racha de victorias blanquiazules

05 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Un gol cada 82 minutos es una frecuencia brutal que se convierte en extraordinaria al vincularla con un equipo que no promedia ni tanto y medio por encuentro. Sirven ambos registros para medir la magnitud de la pérdida dentro de este plantel que dirige Fernando Vázquez con la atención puesta en fase defensiva, y la confianza en aprovechar cualquier ocasión en área ajena. Con cabeza, bota o pelvis. Como las marca Sabin Merino. Acostumbrado ya a ser protagonista de los duelos del Deportivo, el delantero vasco coló ayer su nombre en las notas de prensa entre semana, que pocas veces recogen buenas nuevas.

«Tras las pruebas realizadas y evaluación médica consiguiente, los servicios médicos han diagnosticado una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha», arranca el comunicado, cerrado, como es costumbre, sin plazo de recuperación estimado: «El atacante blanquiazul estará unos días con tratamiento médico y de fisioterapia para, en función de su evolución, pasar posteriormente a la fase de readaptación, paso previo a su regreso a los entrenamientos de grupo».

Frases que cristalizan en la segura ausencia de Sabin en Santo Domingo, por mucho que el propio futbolista parezca empeñado en el milagro y refiera anteriores momentos en los que se sobrepuso de inmediato a percances parecidos.