Camisas Dalí

Salvador Dalí consultó a la luna y le anunció la llegada de unos gallegos que le llevarían mucho dinero. Y entonces llamaron a la puerta los hijos de José Regojo, dueño de un imperio textil con sede en Redondela, y sacaron un fajo de 125.000 pesetas