Steak House, la moda importada de América

MARCO SORIANO DE TEJADA

SABE BIEN

HUM

Son restaurantes especializados en distintos cortes de vacuno que surgieron en los Estados Unidos a finales del siglo XIX y que se han extendido por todas las ciudades del mundo

06 may 2021 . Actualizado a las 15:30 h.

La moda de los steak houses ha llegado a España con tal fuerza que ha conseguido que esos asadores tradicionales del País Vasco, o las churrasquerías en Galicia, hayan dado el salto desde los pies de las carreteras y las zonas rurales al centro de las grandes ciudades. Quizás uno de los pioneros fue Matías Gorrotxategui, que en 1989 decidió abrir la primera sucursal de la mítica Casa Julián de Tolosa, en los alrededores de la emblemática plaza Mayor de Madrid. Recientemente, esta saga de parrilleros vascos, que según la revista Forbes hacen el mejor chuletón del mundo, ha inaugurado en la calle Ibiza, un local que ellos consideran como el «asador vasco del siglo XXI».

Otro templo carnívoro que hizo las maletas, en este caso del centro de A Coruña a uno de los barrios más concurridos de Madrid fue El Charrúa Especializado en las mejores razas y cortes procedentes de diversos países, han encendido el fuego en los aledaños de La Cibeles para poder degustar estas «carnes de autor» preparadas de la manera más ancestral.

MÁS QUE CARNES

En Ibiza STK, perteneciente a una cadena de steak house que opera en las principales ciudades del mundo, se ha convertido en una visita obligada. Con una completa carta de carnes, encontramos también ostras, ceviche de lubina, tartar de atún o salmón crudo. Es uno de los lugares donde se puede comenzar reponiendo fuerzas para afrontar la interminable noche ibicenca. Mr Porter, en Barcelona, es otro de esas cadenas que comenzaron fuera de nuestras fronteras, más concretamente en Ámsterdam. Aquí, además de encontrar excelentes cortes de carne, nos ofrecen también un apetitoso lenguado o una lubina como en Carbón Negro, en Madrid, donde toda la amplia oferta de pescados y mariscos procedente del puerto de Marín pasa por la parrilla de este local de moda.