Ni siquiera la Navidad hace repuntar la menguada oferta en avión, tren y bus

Los aeropuertos tienen la mitad de vuelos, y Renfe apenas ampliará plazas


VIGO / LA VOZ

«Estamos pendientes de los diarios oficiales de las autonomías para ver si las medidas que aprueben para la Navidad pueden afectar a los vuelos programados», indicaba este jueves el portavoz de una aerolínea que opera en Galicia y que avanza que puede haber modificaciones a la baja si se retrae la venta, se disparan los cambios de fecha en los billetes vendidos o se acaba por impedir el acceso a puntos clave para estas fiestas, como ocurrirá desde esta noche en Tenerife.

Las restricciones a la movilidad motivadas por la pandemia del coronavirus han llevado ya a parte de las aerolíneas a aplicar en lo que va de diciembre el enésimo recorte a sus tablillas de operaciones, caso de Ryanair, aunque la mayoría no ocultan que seguirá esa senda en enero.

En todo caso, Galicia se encuentra muy lejos de alcanzar la oferta aérea de la Navidad del 2019, como también le ocurre a Renfe o al mapa de enlaces en autobús entre las ciudades gallegas y los principales destinos de la Península. El operador ferroviario reforzará solo en 262 plazas al día entre ida y vuelta los trenes Alvia que estén activos con Madrid los días 23 y 30, cifra muy por debajo de la del año pasado. Y pese a la mejora de tiempos con el nuevo tren rápido con la capital, la ocupación sigue siendo bastante baja.

En ferrocarril se harán notar además ausencias como las que aportaban también para la emigración el tren con el País Vasco, que sigue suspendido, como le ocurre también al tren hotel.

Los autobuses en sus rutas de larga distancia se mantienen en su mayoría, pero con ocupaciones que a duras penas llegan a la mitad.

Aeropuertos al 50 %

Los tres aeropuertos programan en los próximos días en conjunto incluso menos de cincuenta vuelos por jornada sumando salidas y llegadas, cuando el año pasado superaban sobradamente el centenar. Hoy hay en Galicia 45 vuelos planificados, 56 mañana y 62 el domingo, fecha clave y pico principal de movilidad ante las celebraciones familiares de noche buena y Navidad. La oferta bajará ya a 42 operaciones el domingo, según las notificaciones recogidas por Aena. Pero es que entre los días 22 y 24 se moverán entre 42 y 48 vuelos de llegada y salida por jornada en los tres aeropuertos, pese a incorporarse rutas especiales para estas vacaciones o aumento de frecuencias en algunas de las existentes, sobre todo con destino a Canarias.

Las bajadas rondan el 50 % respecto a las mismas fiestas del año pasado y los recortes se aplican incluso a nuevos desembarcos como el que protagoniza hoy Transavia en Santiago, donde la filial de Air France decidió el pasado octubre adelantar a diciembre su arranque previsto para primavera con cinco vuelos a Paris Orly que ahora se quedan en tres.

Ryanair, la aerolínea líder en Lavacolla, tenía previsto mover 13 vuelos a Madrid a la semana en la época central de las Navidades, pero finalmente solo contempla tres. La ruta de Málaga se retomará mañana, pero también únicamente con cinco vuelos en total hasta el 9 de enero, y luego desaparece el resto del mes.

Una dinámica similar es aplicada por la mayoría de las aerolíneas, con cambios continuos en sus operativas, aunque hay excepciones como el del despliegue navideño programado por Vueling antes de replegar notablemente su actividad en enero. Destaca su oferta en Alvedro, donde, como estaba previsto, sube a dos vuelos diarios casi todas las jornadas en la ruta a Barcelona, implanta para los dos próximos sábados viajes a Gran Canaria y Mallorca y aumenta a dos aviones a la semana su operativa con Sevilla. La misma compañía pasa en Lavacolla de uno a dos aviones semanales a Fuerteventura, retorna a Lanzarote y a Tenerife, pero a esta isla con menos vuelos de los programados.

Las compañías de autobuses no cuentan con reservas para la primera mitad del próximo año

«Como muy pronto, el transporte turístico en autobús por Galicia no se recuperará hasta después del verano que viene», estima Carlos García Cumplido, presidente de la Federación Gallega de Transporte de Viajeros en Autocar. «No hay ninguna reserva cerrada para la primera mitad del año que viene. El sector está parado desde marzo», lamenta a la vez que expresa su deseo de que la dispensación de la vacuna contra el coronavirus «marque el principio del final» de la crisis que afecta al transporte y al conjunto de la sociedad. Advierte que ni siquiera el Xacobeo ha motivado algún tipo de movimiento sobre reservas de transportes o excursiones. «Está como todo, igualmente parado», indica.

En el transporte regular de pasajeros advierte que prácticamente la oferta de rutas y plazas se mantiene al 100 %, sin más limitaciones que las dictadas respecto a las entradas y salidas de las localidades más afectadas y los cierres perimetrales. «Otra cosa es el porcentaje de ocupación que llevan los autocares. Alcanzó un pico del 50 % en verano y no remontó más». Según las cifras de su federación, ahora no se está alcanzando la mitad de la plazas puestas a la venta y no se atisba un crecimiento de la demanda extra, pese a las celebraciones navideñas. «Los refuerzos de las rutas más demandadas en vacaciones como la de Madrid o Barcelona, que se llevan a cabo sobre todo al final de cada período lectivo, ahora ya no se están realizando», indica García Cumplido alegando la drástica caída en la demanda.

Controles policiales

«Habrá sorpresas. Gente que no conseguirá viajar por los controles para hacer cumplir las restricciones, o sanciones para quienes no tengan suficientemente motivado sus viajes», estima Nicolás Álvarez Rouco, analista aeroportuario y editor del blog Aeronoticiario SCQ. La subida de precios en alguna de las rutas más demandas por la emigración, el coste de las pruebas PCR exigidas para entrar en España y el miedo al contagio en aviones y aeropuertos, están haciendo, según ha tenido conocimiento, que gallegos afincados en países como Suiza estén optando por volver a su tierra en coche en estas Navidades. «¡Como en los años ochenta!», recuerda Álvarez que dibuja un panorama en el que las compañías moverán aviones con plazas vendidas que finalmente no serán ocupadas al renunciar al viaje o cambiar de fecha el vuelo.

Las restricciones no se están dejando notar sin embargo estos días en vuelos donde la emigración tiene un peso especial como el del jueves Ginebra-Santiago de EasyJet, que llegó con una ocupación del 96 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ni siquiera la Navidad hace repuntar la menguada oferta en avión, tren y bus