Estos son los trenes fantasma de Renfe

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Un pasajero esperando un tren en la estación de Santiago en una imagen de archivo
Un pasajero esperando un tren en la estación de Santiago en una imagen de archivo PACO RODRÍGUEZ

Los recortes ferroviarios contrastan con los autobuses: la mayoría están en marcha. Los usuarios ven que se eliminan las frecuencias más utilizadas

04 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El cartel de servicios de Renfe está mutilado y parece que va a seguir sin la totalidad de las frecuencias anteriores a la pandemia durante un tiempo, pues la operadora asume por sus propios estudios de mercado que los problemas para normalizar la demanda continuarán en el 2021. Tras la activación del estado de alarma, la empresa eliminó algo más que el 80 % de las frecuencias, manteniendo una conectividad básica entre las capitales de provincia. En dos momentos, en junio y después a finales de julio se fueron aumentando las frecuencias, pero en casi ninguna relación se superó el porcentaje del 50 %.

Hace unos días se reforzó el eje atlántico por la demanda estacional universitaria, pero fue la primera vez en dos meses y apenas sirvió para añadir un tren por sentido en el recorrido Vigo-Santiago-A Coruña los viernes y los domingos. También se aumentan las plazas de trenes preexistentes. Pero los 12 trenes que circulan por sentido entre A Coruña y Vigo, la línea más utilizada de Galicia y una de las más rentables de España, son bastantes menos que los entre 20 y 24 servicios que había en el trazado del eje atlántico.

Otra de las más utilizadas, la de Madrid, sigue con la mitad de las frecuencias (tres frente a seis), con la posibilidad de que se aumente cuando se abra el penúltimo tramo de la línea de alta velocidad entre Zamora y Pedralba, que ahorrará 50 minutos de media en los viajes entre las principales ciudades gallegas y Madrid. La situación epidémica que vive Madrid podría trastocar estos planes pero, en cualquier caso, la línea no puede ponerse en servicio hasta que se obtenga el plácet de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.